El sucio secretito de Afganistán (pedofilia social)

Las fuerzas occidentales que luchan en el sur de Afganistán tenían un problema. Con demasiada frecuencia, los soldados que patrullaban veían pasar un hombre mayor caminando de la mano con un muchacho joven y guapo. Su comportamiento les sugería que no era precisamente el padre del chico. Además los soldados británicos se encontraron que los jóvenes afganos con demasiada frecuencia trataban de “tocarlos y acariciarlos”, según me contó la investigadora militar AnnaMaria Cardinalli. “Los soldados no lo entendían.”

Todo esto era tan desconcertante que el Departamento de Defensa contrató a Cardinalli, una científico social, para examinar este misterio. Su informe, “La sexualidad pastún,” no sobresaltó ni siquiera a un solo afgano. Pero las fuerzas occidentales sí se sorprendieron – y se asquearon.

Leer más