Dueño de Sex Shop gay es agredido por un cliente decepcionado con película porno

El dueño del Mystery Hall Sex Shop en St. Pauli, Alemania, no podría imaginarse la respuesta que tuvo este cliente después de comprar un video de porno gay.

Los empleados de este Sex Shop se mantienen alerta por si vuelve a aparecer un cliente como el que hace unos días agredió brutalmente a su jefe. El consumidor enojado la emprendió a golpes con el dueño cuando exigió el reembolso de su dinero, después de visionar un vídeo porno adquirido en el establecimiento.

El cliente insatisfecho apareció en el local calificando la película, de la que no ha transcendido el título, como de “auténtica basura”, a la vez que exigía la devolución del importe pagado por ella. El comerciante se niega y el cliente abandona el local. Pero regresa sorpresivamente con los puños cerrados y la emprende a golpes con el propietario del local.

Leer más