¿Es la Iglesia Católica un grupo terrorista?

¿Es la Iglesia Católica un grupo terrorista?

En estos días en los que el miedo abunda en todo el mundo en forma de crisis, profecías y otras mentiras absurdas, uno tiene que ser fuerte y llenarse de optimismo y buenas energías.

El terrorismo sexista, machista y homófobo sigue presente en nuestra sociedad y aun que debilitado en algunos puntos del planeta, sus partidarios no dan tregua ni si quiera en pleno siglo XXI.

Organizaciones Terroristas homófobas

La wikipedia define El Terrorismo como: “El uso sistemático del terror utilizado por una amplia gama de organizaciones políticas, religiosas, colonialistas o independentistas en la promoción de sus objetivos”

El terrorismo no se basa por tanto en el asesinato y la extorsión, si no en implantar el terror por medio de la violencia física y/o verbal. La instauración del miedo en la sociedad es su principal y única fuerza.

Por lo tanto, basándonos en este concepto, podemos considerar como organizaciones terroristas a la Iglesia Católica como también a otras instituciones religiosas, a las diversas asociaciones de apoyo a la familia tradicional que predican el odio contra la población LGTB, a los gobiernos que aplican la pena de muerte por homosexualidad : Afganistán, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Irán, Nigeria, Mautitania, Sudán, Yemen, y otros 85 países que aplican penas de cárcel y tórturas.

La Iglesia Católica y sus representantes (está claro que no todos) se dedican, no solo a denegar nuestros derechos si no a equiparar nuestra condición con la de animales, a insultarnos y a diferenciarnos del resto de los seres humanos. Tal y como hacía el gobierno Nazi en Alemania con los judíos.

En el pasado y en el presente, esta institución es cómplice y partícipe del asesinato y desaparición de millones de seres humanos condenados por ser diferentes o simplemente para satisfacer los deseos sexuales de unos seres que se escapan de la verdadera naturaleza de nuestro ser.

El candidato a las elecciones generales de España por el partido Popular, Mariano Rajoy, también esta instaurando el terror entre las familias LGTB cuando dice que derogará el matrimonio homosexual y la adopción de LGTB. Es una amenaza clara a nuestros derechos básicos como seres humanos, al derecho a ser tratado en igualdad y sin ningún tipo de discriminación.

Decenas de miles de matrimonios homosexuales viven hoy amenazados por una posible entrada del Partido Popular en el gobierno español.

Todas estas organizaciones o gobiernos usan las mismas tácticas para fomentar el odio contra la población LGTB, son discursos apocalípticos, de odio y marginación, de discriminación y de la infravaloración del ciudadano LGTB.

La única diferencia entre las diferentes organizaciones religiosas y de apoyo a la familia tradicional frente a los gobiernos terroristas es el poder y la fuerza para aplicar condenas de los últimos.

Llamemos por su nombre a cada cosa, no podemos hacer distinciones entre grupos pequeños y organizaciones grandes con mucho poder. El terrorismo es igual venga de donde venga y afecte a quién afecte por motivos xenófobos, racistas, homófobos o nacionalistas.

Vitamina contra el terrorismo anti LGTB

La única arma que poseen los terroristas es la de instaurar el miedo en nuestra sociedad. Esto se aplica a través de varios métodos de los cuales no vamos a hablar ahora.

La única arma que tenemos contra este tipo de terrorismo fundamentalista es la desaparición total y completa del miedo en nuestra sociedad por medio de la normalización y visibilización de nuestra realidad ante la sociedad.

En la medida de lo posible tenemos que salir a la calle a vivir nuestra vida real, con precaución pero sin miedo, con total normalidad. Sin agachar la cabeza, cogiéndonos de la mano de nuestras parejas cuando nos apetezca, mezclándonos con la demás gente y no limitándonos a los espacios dedicados a la comunidad LGTB.

El futuro de los derechos humanos de LGTB no comienza hoy ni mañana, lleva presente en la humanidad desde los principios de nuestra historia. Siempre perseguido por los que hacen de sus propias ideas la palabra de Dios, e inventan el castigo de un Dios Divino hecho a su imagen y semejanza.

Vivimos en un mundo con muchos héroes, activistas LGTB históricos y contemporáneos nos han enseñado que las cosas se pueden cambiar. Con pequeñas acciones, cada uno de nosotros podemos aportar nuestro granito de arena por este cambio.

Saliendo del armario con inteligencia y precaución, pero también con valentía. Midiendo nuestros riesgos y propósitos.

Plantando cara a las instituciones religiosas, exigiendo el derecho al respeto y la dignidad, denunciando los mensajes de odio para que los culpables de homofobia sean condenados por sus crímenes.

Militando activamente en asociaciones de derechos LGTB y trabajando codo a codo con ellas, no sólo por nuestros derechos, si no también por los derechos de otras personas que viven una situación peor en otros países.

Armarse de valor en las conversaciones de nuestros círculos familiares, profesionales y sociales, denegando cualquier tipo de comentario sexista racista u homófobo.

Con nuestro pequeño granito de arena, conseguiremos que nuestra sociedad y nuestro mundo siga avanzando hacia logros como la aprobación del matrimonio homosexual en países que tradicionalmente han estado bajo la guillotina de la Iglesia católica como España, Argentina y Portugal.

(Visited 11 times, 1 visits today)

Deja un comentario en: “¿Es la Iglesia Católica un grupo terrorista?

  • 31/07/2011 en 13:40
    Permalink

    eso es exactamente la verdad ellos son los verdaderos anticristo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *