“Que me hagan la prueba y midan mi ano a ver si está dilatado”

"Que me hagan la prueba y midan mi ano a ver si está dilatado"Este es el triste mensaje con el cual el padre Andrés García Torres, cura de Fuenlabrada, se defiende de las acusaciones de homosexualidad que la Iglesia vierte sobre él.

Quiero decir, que no soy homosexual, soy heterosexual. Entonces yo les he dicho que me hagan la prueba, que miren mi ano a ver si yo lo tengo dilatado” afirmó el cura.

La polémica surge de una foto en la que se puede ver al párroco acompañado, al parecer, de un seminarista en la que ambos están sin camiseta. El otro joven tiene 28 años y es de origen cubano, parece ser que la imágen se tomó en un viaje a Fátima y es lo que ha presentado la Iglesia como prueba de su supuesta homosexualidad.

Al parecer según indica el trabajador de la Iglesia que fue excomulgado, el obispado de Getafe tendría una cinta de video, una foto y unos anuncios de internet donde el cura se ofrece como homosexual pasivo.

Además el padre denuncia que ha tenido que pasar un duro peritaje psiquiátrico por parte del obispado, donde se le preguntaba sobre la relación con su madre y que si había visto a sus padres tener sexo cuando era pequeño. También le han exigido la prueba del VIH (como si esto determinara ser o no homosexual).

Este tipo de comportamientos dentro de la Iglesia Católica demuestran que hay que llevar un control sobre esta institución que cada día se muestra más radical y destructiva e impedir que una y otra vez se salten las reglas del juego democrático y de los derechos de los trabajadores.

(Visited 83 times, 1 visits today)

2 thoughts on ““Que me hagan la prueba y midan mi ano a ver si está dilatado”

  • 11/07/2011 en 15:16
    Permalink

    Oye, pues el cubano está bueno. XD

  • 08/07/2011 en 20:41
    Permalink

    Que ridiculez! Si hubiese sido una mujer la de la foto, existiria el mismo escándalo? En este país la homosexualidad forma parte de la ley, existen los matrimonios homosexuales, es que los curas no son seres humanos que tienen derecho a sentir y a enamorarse, es que si hubiese sido una mujer no habria tanto escandalo, esto es necesario que pase y que siga pasando para que dejemos de vivir bajo el imperio hipocrita de la religion que intenta, aun hoy en dia, hacernos creer que los curas y quienes forman parte de la iglesia no sienten, no se enamoran, no tienen ganas de tener sexo, no les gustaria formar una familia. No se puede sostener una mentira tanto tiempo ni a tanta gente, no se puede pretender predicar la esencia de una familia, de una sociedad por parte de personas que no pueden formar familias, esto es ridiculo. Mientras haya mas represion, las situaciones reales de la vida personal que predican la palabra de Dios, representaran mucho mas escandalos absurdos como este y que por demas hacen mucho daño a gente que ha obrado intentando ayudar a los demas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *