Nueva York se suma al matrimonio gay

Tras nueve horas de intenso debate a puerta cerrada, el Senado del estado de Nueva York ha aprobado el matrimono homosexual con tan solo una diferencia de  33 votos a favor y 29 en contra.

Después de que el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, firme la nueva ley, esta entrará en vigor en 30 días.

Nueva York se ha convertido así en el sexto estado estadounidense en dar cabida a los matrimonios formados por parejas del mismo sexo.que también son permitidos en Massachusetts, Nueva Hampshire, Vermont, Connecticut y Iowa, además de en Washington DC.

En 2008 la Corte Suprema del estado de California declaró inconstitucional la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo y lo legalizó. Unos meses mas tarde grupos de radicales homófobos financiaron un referéndum a través de la campaña Proposición 8 con la que se enmendó la Constitución con el fin de que el matrimonio sólo pudiera celebrarse entre un hombre y una mujer. Los 18.000 matrimonios celebrados hasta ese momento siguen siendo legales.

Nueva York se suma al matrimonio gay

Nueva York es el tercer estado más poblado del país con 19 millones de habitantes que tras sumarse al resto de estados y países donde le matrimonio entre parejas del mismo sexo es legal, suman una población de 300 millones de personas en todo el mundo.

Existen otros países que reconocen algunos o todos los derechos a las parejas formadas por personas del mismo sexo a través de uniones civiles como son Alemania, Reino Unido, Colombia, Uruguay, Francia, Dinamarca, Finlandia, Suiza, Brasil y Ecuador entre otros.

(Visited 17 times, 1 visits today)

Alf

Administrador de la página web de noticias LGTB Ensentidocontrario.com

2 thoughts on “Nueva York se suma al matrimonio gay

  • Pingback: Celebran la legalización del matrimonio gay en Nueva York « Baja California Sur Gay

  • 26/06/2011 en 17:22
    Permalink

    esto no es visto antes lo ojos de Dios, pero el hombre es sabio y mismo se condena, pero aqui en la tierra, Dios nos dio libre alveoldrio, por lo tanto es respetable lo que el hombre quiere hacer y nadie somos quien para juzgar a otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *