Colegas denuncia la situación de la comunidad gay china y solicita reunión con embajador de China en España

Colegas denuncia la situación de acoso de la comunidad lgbt china y solicita una reunión con el embajador de China en España

La Confederación Española LGBT COLEGAS denuncia la situación de continuo acoso y represión de los homosexuales y transexuales chinos por parte de las autoridades chinas, tras una nueva redada en un lugar de encuentro gay en Shangay. El pasado fin de semana, la policía china arrestó con violencia a 60 homosexuales tras una redada en el bar gay Q de la ciudad de Shangay, los cuales fueron detenidos durante 12 horas aduciendo que se exhibían espectáculos sexuales. Esta situación no es un hecho aislado, sino que se acumula a la lista de redadas continúas que realiza la policía china en los lugares de encuentro gay desde hace algunos años.

Hasta ahora China estaba dando muchos pasos positivos en la tolerancia hacia la diversidad sexual. Aunque la homosexualidad fue despenalizada en China en 1997, y en 2001 dejó de ser considerada una enfermedad mental, aún es un gran estigma social, y las autoridades no terminan de dar pasos para promocionar la aceptación y la tolerancia. De hecho los pocos espacios de encuentro de los homosexuales son objeto de represión y redadas constantes, con la excusa de que existe prostitución, exhibición de pornografía o sexo en grupo, considerados aún en China como delitos, u otros motivos arbitrarios como la comisión de pequeños hurtos, además de censurar la homosexualidad en medios de comunicación y cines por considerarla contraria a una “vida saludable”.

La cierta tolerancia que tienen los homosexuales en las grandes ciudades, es sin embargo nula en pequeñas ciudades y zonas rurales, donde la cruda persecución de la homosexualidad aún pervive, además se obstaculiza fuertemente a estos homosexuales emigrar a las grandes urbes con la necesidad de permisos de residencia especiales. Los activistas LGBT y de lucha contra el VIH/SIDA, especialmente estos últimos, son objeto de frecuente acoso por parte de la policía, que limitan sus movimientos y sus actividades. A pesar de que la homosexualidad no está ya considerada oficialmente una enfermedad mental, muchas personas homosexuales aún siguen siendo sometidas en China a terapias con electroshocks, una terapia muy controvertida que provoca amnesia, depresiones crónicas, baja autoestima e impotencia.

Según una encuesta de 2005, el 21% de los 10 millones de chinos gays según los datos oficiales y de 36 a 48 millones según los expertos, han sido agredidos, insultados o sido objeto de chantaje por su condición. Además el 80% de los hombres gays, son obligados por su familia y entorno a casarse con mujeres y disimular su tendencia sexual.

“Desde la Confederación LGBT Española COLEGAS estamos muy preocupados por los continuos obstáculos que se encuentra la comunidad LGBT china para desarrollarse libremente y para realizar campañas de sensibilización y tolerancia hacia sus derechos para una mayor aceptación social. Por todo ello desde COLEGAS le hemos enviado una carta al embajador de China en España, donde le solicitamos formalmente tener una reunión para intercambiar puntos de vista sobre el desarrollo de los derechos de los homosexuales y transexuales en China, así como para pedir al gobierno chino que paralice el acoso y represión de la comunidad LGBT, y dé termino a las continuas redadas policiales en los sitios de encuentro gay.

Así mismo pedimos al gobierno chino que acelere los cambios en la protección de los derechos humanos en general y de los LGBT en particular y realice políticas de protección hacia homosexuales y transexuales con leyes antidiscriminación así como una potenciación de la tolerancia social con campañas de sensibilización”, ha declarado Paco Ramírez, secretario de Organización de COLEGAS.

Nota de prensa COLEGAS

(Visited 8 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *