La cumbre del milenio avanza contra la pobreza

La cumbre del milenio avanza contra la pobreza
Zapatero en la cumpre de Objetivos del Milenio

La cumbre de las Naciones Unidas sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) celebrada esta semana en Nueva York ha reunido a numerosos jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo. Anoche, la ODM concluyó con el convencimiento de que estas metas para acabar con el hambre y la pobreza en el mundo para 2015 son alcanzables siempre y cuando haya un “compromiso renovado” y acciones decididas por parte de todos los países.

“Estamos convencidos de que los Objetivos de Desarrollo del Milenio pueden lograrse, incluso en los países más pobres, con un compromiso renovado, una implementación decidida y una acción colectiva intensificada por parte de todos los estados miembros y de otros actores relevantes”, reza el documento final de la cita.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, anunció que la comunidad internacional de donantes se ha comprometido a destinar 40.000 millones de dólares (30.500 millones de euros) para combatir la mortalidad materno infantil. Con este dinero, explicó Ban Ki Moon, se podrá salvar la vida de dieciséis millones de mujeres y niños hasta el año 2015.

El presidente norteamericano Barack Obama inició su discurso explicando las razones por las que el cumplimiento de esos objetivos es beneficioso, no solo para los países pobres, sino, dijo, para la seguridad global. Así, dijo: «Cuando millones de padres no pueden dar de comer a sus hijos, se alimentan de la desesperación que puede generar inestabilidad y extremismos violentos». Obama aseguró que «ya es hora de abandonar el mito de que se trata de caridad y aceptar que esto es beneficioso para nuestros intereses».

Buenas y malas noticias

Lo que si parece claro es que la cumbre ha traído buenas y malas noticias para el mundo. La mala es que una vez más hemos comprobado como los gobernantes de los países ricos se resisten a cumplir las mismas promesas que ellos mismos hacen (nada nuevo).

Pero hay dos luces tenues en el horizonte que dejan lugar a la esperanza:

La primera es la posibilidad de que la Casa Blanca se comprometa a duplicar la ayuda al Fondo Mundial de la lucha contra el Sida en 3 años. Ya hemos visto como ayer el presidente Obama se llevo un abucheo de los activistas gays por esta causa.

La segunda es la propuesta planteada de gravar con un impuesto las actividades financieras (apoyada por Zapatero), esto tendría un doble beneficio, ya que por una parte dificultaría las maniobras de especulación que nos han llevado a la crisis financiera y por otra parte el dinero recaudado (miles de millones de dólares) se destinaría a la lucha contra el cambio climático (una de las causas de la pobreza), enfermedades y la pobreza.

Esperemos pues que a nuestros dirigentes actúen en consecuencia a las demandas y necesidades de la población y que no se dejen comprar por los gigantes mediáticos y las empresas que operan en Wall Street. Por el momento ya hemos visto que la avaricia si rompe el saco.

Publicado por Alvaro Llàcer

(Visited 7 times, 1 visits today)

Alf

Administrador de la página web de noticias LGTB Ensentidocontrario.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *