Los amigos de los gays asesinados por Jacobo Piñeiro dicen que “eran muy confiados”

Los amigos de los gays asesinados por  Jacobo Piñeiro dicen que “eran muy confiados”
Imagen de Jacobo Piñeiro en el nuevo juicio

Varios amigos de los dos gays asesinados de 57 puñaladas, en junio de 2006 en Vigo, declararon ayer, en el juicio contra Jacobo Piñeiro, que ambos “eran muy confiados” con las personas, y “para nada violentos”. “Eran los tíos más honestos que he conocido, muy buena gente”. Declaró uno de sus amigos.

Estas declaraciones sirven para desmontar la teoría de que el acusado asesinó a sus víctimas asestándoles 57 puñaladas por miedo a ser violado. Tanto el fiscal como la acusación particular hicieron especial hincapié en este punto.

En la sesión de ayer, la segunda que se celebra del nuevo juicio -el primero fue anulado-, también testificaron dos amigos del acusado. Uno de ellos, vecino de Cangas, declaró que el acusado le pidió dinero para irse a Pontevedra tras confesarle el crimen. El testigo llamó a la policía tras dejarlo en la estación de autobuses.

Ese mismo testigo admitió haber mantenido relaciones sexuales esporádicas con Piñeiro en el pasado, algo que contradice la versión del acusado de que “nunca” se había acostado con un hombre.

Escoltado por un policía y una funcionaria judicial entró en la sala el ex amante de Pineiro para asegurar rotundo que el asesino “miente cuando dice que no tiene relaciones con hombres“. Finalizada su declaración ante el jurado popular, contó fuera lo que no se atrevió a decir en la sala judicial por los nervios.

Asegura vivir tan atemorizado desde que Piñeiro salió de la cárcel en julio, ya que son vecinos, que duerme con un hacha debajo de la almohada por si decide vengarse. Asegura que en una ocasión se cruzó con él y que “literalmente me descompuse”. Insistió en que a Piñeiro le “gustaban las prácticas sexuales violentas” y que vio cómo pegaba a su novia.

Otro compañero de las víctimas, que había estado en la vivienda minutos antes, recordó a Piñeiro porque “tenía pinta de sobrado, estaba atacado hasta la médula de coca”.

Piñeiro fue absuelto en el anterior juicio

En el juicio anterior, tras reconocer que acuchilló a las víctimas y pedir perdón a su familia Piñeiro, aseguró entre lágrimas que la culpa no fue de nadie: “Es culpa de cómo soy”. Esa fue la puntilla que caló en el jurado, compuesto por siete mujeres y dos hombres. Tres de sus miembros lloraron al escucharlo. Poco después absolvieron a Piñeiro por siete votos contra dos.

Publicado por Harry

(Visited 18 times, 1 visits today)

3 thoughts on “Los amigos de los gays asesinados por Jacobo Piñeiro dicen que “eran muy confiados”

  • 24/09/2010 en 18:19
    Permalink

    Gracias por el aporte 😉

  • 24/09/2010 en 14:50
    Permalink

    Tras conocer la noticia, apenas vi en la foto la tétrica jeta del sujeto, ya tuve la corazonada de que se tataba de un homosexual “self-loathing,” “refoulé,” “auto-abominado.” Es decir, de esos que se odian a sí mismo por serlo. Son casos clínicos característicos. Sin ser sicólogo ni nada, mi fuerte intuición gay lo detectó, qué quieres; “ojo de loca no se equivoca,” que dicen con gracia y agudeza los gays mexicanos. Luego, otras noticias me confirman que el sujeto es ese tipo de psicópata: un testigo con quien el asesino había mantenido relaciones sexuales poco antes declaraba en su contra. Es este tipo de individuo el que suele cometer los más violentos crímenes de homofobia. Recomiendo a todos los jóvenes homosexuales que se guarden de la gente equívoca, de suyo potencialmente muy peligrosa; mucha cautela, y nunca soliciten ni inciten a individuos así, que por desgracia son numerosísimos y no se ven a simple vista.

  • 24/09/2010 en 14:36
    Permalink

    Dos elementos que forman un terrible cóctel:

    – ingestión de cocaína, plaga de España; droga que de manera especial incita a la violencia.
    – horror a saberse homosexual uno mismo; odio que se proyecta sobre cualquier homosexual que se halle en posición de indefensión.
    – cobardía y vileza básicas, como elementos del carácter.

    Aquí no hay más tutía. Y eso sí: el jurado popular que al principio absolviera a este sujeto estaba compuesto de gentecilla inculta, facha y homofóbica. Esos jurados populares, imitados de USA, son una puta mierda, sobre todo allá donde la gente está tan deformada éticamente, como en la España que hace tres décadas todavía andaba bajo la férula del fascismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *