España deporta a Colombia a una transexual que había solicitado asilo político

España deporta a Colombia a una transexual que había solicitado asilo político
Angélica Mª Rojas comiendo paella en Valencia

Una plataforma en contra de los Centros de Internamiento de Extranjeros denunció ayer que el Gobierno ha deportado a su país a una transexual colombiana que se encontraba internada en Valencia. La plataforma considera que la transexual «corre peligro real para su vida e integridad física» en Colombia.

Angélica Mª Rojas, mujer transexual colombiana que vivía en Valencia desde hace tres años, fue deportada ayer tras más de cuarenta días retenida en el Centro de Internamiento de Extranjeros de Valencia y habiéndole sido denegada la protección internacional como solicitante de asilo, según denunció ayer un portavoz de la Campaña contra los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIEs No!).
Según las fuentes, la expulsión se produjo pese a los informes favorables emitidos por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

Angélica se encontraba internada en el CIE de Valencia esperando a ser deportada a su país por las autoridades españoles pese al respaldo de varios colectivos y al informe de Naciones Unidas.

Ayer por la mañana, finalmente se vio obligada a volver a Colombia. “No tenemos ninguna confirmación, pero si estuviese todavía en España habría llamado por teléfono, así que damos por hecho que está de camino a Bogotá”, explicaba ayer por la tarde para Levante-EMV Paco Giménez, portavoz de la campaña.

El Secretariado Trans Mundial indica en su sitio web cómo es la situación de las transexuales en Cali, ciudad de donde es Angélica Mª y donde hay 3.000 mujeres más como ella. “El maltrato físico, psicológico y moral sufrido por las mujeres transexuales en esa ciudad es un gravísimo y constante problema y una violación a sus Derechos Humanos y constitucionales.”

El mismo secretariado apunta que en esa ciudad las transexuales se encuentran en una constante discriminación y se ven en la necesidad de ejercer el trabajo sexual para poder sobrevivir, lo cual les hace “vivir con el temor de ser asesinadas en cualquier momento y en la vía pública”.

En los dos últimos años, han habido 13 homicidios y más de 30 tentativas a gente transexual.
La campaña “CIEs No!” llevaba unos días alertando sobre la posibilidad de una expulsión que en su opinión haría al Estado español “cómplice de una gravísima violación de los derechos humanos”.

Angélica había iniciado los trámites para contraer matrimonio civil con su pareja, un ciudadano español, con quien iba a emprender un proyecto de vida.

Portavoces de “CIEs No” destacaron que habían presentado en plazo legal ante la Audiencia Nacional las medidas cautelares que hubiesen impedido su deportación. Ahora iniciarán nuevas acciones de protesta que incluyen la denuncia sobre la “ilegal” expulsión.

Enviado por Herminia L

(Visited 30 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *