Cambiar pequeñas cosas para que todo cambie

Estamos en primavera, la estación de los cambios y a tan solo un mes del Orgullo, los árboles florecen, las nubes se levantan y los pajaros cantan y por supuesto sale el Arcoiris, empezamos a ver las primeras sandalias, los pantalones cortos y las camisetas, es también época de destape. Si el clima nos condiciona para hacer ciertos cambios en nuestras vidas, ¿por qué no lo hacemos nosotros sin necesidad de que varien las temperaturas?

Ropa Interior, ¿usar o no usar?

A pesar de las habladurías de otros blogs de tercera, está demostrado que andar sin ropa interior es más higiénico que llevarla puesta. La piel de nuestras partes se oxigena y la circulación aumenta.

¿Y que hay del fresquito que siente uno por los huevos? Diversos estudios demuestran también que llevar las bolas sueltas hace que nos sintamos más concientes de ellas y por lo tanto que pensemos más en aquello.

Un cambio sencillo

Podemos cambiarnos el reloj de posición o de muñeca, ponernos un pendiente o un piercing, comprarnos una pulsera, dejarnos barba o quitarnosla. Con cambios sencillo se consiguen cosas grandes y si no te lo crees, sigue leyendo.

Plantar un arbol

Si, con tan sólo un metro cuadrado de terraza, podemos plantar algo. También hay plantas de interior. Pero lo importante es que lo plantemos nosotros, que veamos como crezca y evoluciona en el tiempo, que nos comamos sus frutos o disfrutemos de su atractivo visual.

Te propongo una idea. Sal al parque a pasear y fíjate en los árboles que hay al rededor tuyo. Mira en el suelo y encuentra la vaina. Si la vaina, ese, ese boomerang alargado que contiene las semillas del mismo y que encontrarás en el suelo. No te preocupes si el árbol es grande. Siempre puedes hacer un bonsai.

zapatero_plantas

Si no te hace esta idea, también puedes comprar un zapatero en Ikea y construirte un jardín colgante. Pero no hagas como yo. Ese maravilloso jardín colgante que ves en la foto se ha puesto marrón en cuatro días. También lo tienen en color negro. Yo le metí poleo-menta, hierbabuena, ruda, tomillo, margaritas y alguna cosa más.

Actividades al aire libre

Haberlas haylas. Pero como estamos con un buen clima, tendrás que buscar las que podamos hacer al aire libre. ¿Y cuales podemos ser esas? Pues casi cualquiera, desde comenzar cualquier curso (puedes llevarte el portatil o los apuntes al parque) a aprender taichí, hacer cruising, etc. Si haces esto último acuerdate del capuchón y el lubricante.

Remodela tu hogar

Pon una bandera del orgullo gay en el balcón o una del orgullo osuno. Cambia los muebles de sitio, las sillas, el armario, las macetas, cambialo todo si puedes. Veras como te entretienes.

Reconfecciona tu fondo de armario

¿Pensabas que iba a sugerirte que te gastaras la pasta en uno nuevo? No es necesario, coge una camiseta y cosele un botón. Vamos! cualquiera sabe hacerlo. Si estas muy puesto puedes tambien pegar un parche hacerle una raja a tu pantalón o tintar una prenda que ya tienes muy vista.

Comienza una relación

Puede ser duradera, corta, de amor, de seo o de amistad. En la parte derecha de esta web encontrarás un listado con salas de chat de diferentes ciudades. Queda con alguien, sal de tu armario y luce lo que tengas que lucir. Haz amistades, pasea, vete a tomar un chocolate caliente o un refrigerio. Prepara unas olivas, una buena botella de vino y un par de copas y llévatel@ al parque.

Nuevas posturas

¿Has probado ya todo en la cama con tu churri? Dejame que lo dude. Convencete tu mismo buscando en internet la palabra Kamasutra. Busca un video con las posturas y ya me contarás. También puedes cambiar de localización, el sofá, la mesa (que sea resistente a tu peso), encima de la lavadora… Echále imaginación.

Cambiar cosas en nuestras vidas nos hace sentirnos vivos y olvidarnos un poco de ciertas cosas a las que les damos una importancia que no es merecida.

(Visited 89 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *