La historia del vibrador y sus primeros usos

La invención del vibrador es casi tan interesante como el producto en sí. (Casi) en el 1600, cualquier enfermedad femenina que no pudiera ser explicada de ninguna otra forma era diagnosticada como «histeria»: el resultado de que la matriz estaba privada o dañada.

La cura estándar se reducía a un masaje genital ofrecido por el mismo médico. Sí, has oído bien! Las Mujeres recibían un tratamiento de masaje genital estimulante por parte de su médico, todo de forma manual y con el objetivo de llegar al climax.

Pero como los médicos no podían seguir el ritmo de demanda de las mujeres que caían enfermas y querían ser curadas se inventaron un aparato que sustituyera sus funciones, un vibrador. Así que como las mujeres de la época no podían comprar vibradores de la misma forma que se adquieren hoy en día en un sex shop online, estos ofrecían el aparato a las que se acercaban a las consultas.

El primer vibrador electromecánico fue utilizado por los médicos franceses en el año 1873. Hoy en día este aparato se ha convertido en un utensilio indispensable para el placer humano y puede ser adquirido sin receta médica. Los hay de mil colores tamaños y materiales, cada uno de ellos preparados para nuestro uso y disfrute, dependiendo de nuestra sexualidad y anatomía.

Los productores de juguetes eróticos han sabido innovar, incluir nuevos materiales que se asemejan de forma espectacular al tacto de la piel humana, han incluido nuevas funciones y formas que se adaptan a cada uno de nuestros cuerpos.

Hay otras herramientas pero quizás esta es la más genuina y una de las más vendidas y preferidas tanto por ellas como por ellos.

(Visited 18 times, 1 visits today)

2 thoughts on “La historia del vibrador y sus primeros usos

  • 21/02/2014 en 20:15
    Permalink

    Un artículo muy interesante y con muy buena información sobre los vibradores. Enhorabuena por el blog.

  • 08/11/2013 en 13:55
    Permalink

    Una interesante historia, supongo que debía ser incomodo ir a una cita con el médico para que te “ayudara” a ejercitar los musculos vaginales de esa manera. Ahora lo puedes hacer en la comodidad de tu casa y con intimidad, cada vez que quieras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *