Solicitan colaboración ciudadana para denunciar la desprotección a la diversidad en las aulas

Tras la consolidación legal, se hace necesario un trabajo contra la intolerancia que pase por la educación afectivo-sexual, así como la implementación de acciones que contrarresten los dramáticos datos sobre acoso escolar homofóbico

Hoy, día de la Lucha contra la Intolerancia, la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales muestra su satisfacción por el aval del Tribunal Constitucional al matrimonio igualitario recurrido por el PP. Pero este hecho también ha desatado una ola de intolerancia procedente de algunos sectores de la sociedad que buscan incentivar la discriminación.

Se trata de un ejemplo más de que es necesario un trabajo exhaustivo en materia educativa desde las instituciones, partidos políticos, sindicatos y organismos sociales, y que, para alcanzar la igualdad real, requiere de la colaboración de toda la ciudadanía.

discriminación en clase

De ahí que la FELGTB haya tomado la iniciativa en la campaña “Vuelta al Cole. Escuela sin Armarios”, dotándose de una herramienta para que toda personas que conozca la carencia en educación afectivo-sexual pueda reclamarla en la escuela o instituto en el que estudió. A través de una plataforma on-line alojada en www.escuelasinarmarios.es, se puede enviar al antiguo centro educativo una postal en la que se solicita que la diversidad afectiva y familiar se introduzca en las aulas.

La necesidad de abordar la diversidad LGTB en los centros de enseñanza se evidencia aún más a raíz de los escalofriantes datos recogidos en la investigación Acoso escolar homofóbico y riesgo de suicidio en adolescentes y jóvenes LGB, realizado por COGAM y FELGTB recientemente y que este martes 20 de noviembre se presenta en el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid a los profesionales de la psicología.

Según este informe, el acoso escolar homofóbico lleva al 43% de quienes lo sufren a plantearse el suicidio, más de la mitad (56%) continuadamente y el 27% de forma continuada en el tiempo. Este tipo de acoso, que en el 90% de los casos proviene de compañeros varones y en el 11% del profesorado, no es abordado por el centro (el 42% dice no haber recibido ayuda) ni por sus familias, a las que el 82% no informa de su situación.

Estamos hablando de víctimas que sienten humillación (63%), impotencia (60%), rabia (59%), tristeza (59%), incomprensión (57%), soledad (53%), vulnerabilidad y aislamiento (50%). Pero sobre todo desesperanza (66%). Esto se traduce, según la investigación, en que el 17% de las y los jóvenes que sufren acoso escolar homofóbico llega a atentar contra su vida.

Desde el Área de Educación de la FELGTB, integrada por más de 50 asociaciones LGTB del país, se lleva acabo además un programa educativo a través de talleres, jornadas y asesoramiento en las aulas. Para su coordinadora, Uge Sangil, “la base para avanzar socialmente está en la educación y sólo haciendo consciente al profesorado de la necesidad de abordar la diversidad afectivo-sexual e identitaria en las aulas podremos alcanzar la igualdad real”.

Jesús Generelo, Secretario General de la Federación, ha recalcado que “si todas las personas que creen en la igualdad se implican en conseguirla llegaremos lejos, ya hemos asentado entre todos unos sólidos cimientos con el matrimonio igualitario, pero ahora es necesario que esa igualdad se concrete en la vida de las personas, especialmente en aportar seguridad a nuestros menores”.

(Visited 10 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *