Matrimonio igualitario y constitucional en España

Lo sabíamos desde los colectivos que defendemos la dignidad y los derechos de las lesbianas, gais, transexuales y bisexuales. Lo afirmaba el mundo académico. Lo sabían la mayor parte de los partidos políticos; los sindicatos, la sociedad civil organizada en su mayoría. Lo sabía, y así nos lo ha demostrado durante todos estos años de incruenta espera, la mayor parte de la ciudadanía, que ha aceptado con absoluta normalidad el reconocimiento de este derecho a contraer matrimonio entre personas del mismo sexo.

Y, por fin, tras más de 7 años de espera, el Tribunal Constitucional ha resuelto el vergonzoso recurso de inconstitucionalidad interpuesto por 72 diputados del Grupo Parlamentario Popular contra la Ley 13/2005, de 1 de julio, por la que se modifica el Código Civil en materia de derecho a contraer matrimonio. Y lo ha hecho como esperábamos. Como era de esperar. La Ley es perfectamente constitucional, según el Alto Tribunal.

En estos momentos de felicidad, de desbordamiento de nuestros sentimientos, tanto tiempo reprimidos, queremos dar las gracias a todas y todos los que nos han acompañado en este viaje.

En primer lugar, queremos agradecer a las y los Parlamentarios que con sus votos, hace ya 7 años, posibilitaron la aprobación de esta Ley, y en especial a José Luis Rodríguez Zapatero, entonces Presidente del Gobierno, pues sin su apoyo expreso a la citada Ley, seguramente no hubiera salido adelante.

Y como no, queremos agradecer a las organizaciones sindicales, sociales, y políticas que han manifestado públicamente su apoyo a la Ley del Matrimonio Igualitario.

Así mismo queremos agradecer el apoyo expreso a la Constitucionalidad de la Ley a los más de cien Catedráticos y Profesores de Derecho Constitucional de Universidades de toda España, adheridos a la campaña emprendida por COGAM.

España matrimonio homosexual

Agustín López, Presidente de COGAM, declara que: “En el día en el que celebramos esta tan esperada Sentencia, todavía hay mucho camino por recorrer, hay mucha desigualdad, hay mucha discriminación. Tenemos que trabajar por que la IGUALDAD REAL sea efectiva, que ninguna chica ni chico, por el mero hecho de ser lesbiana, gay, transexual o bisexual, sufra acoso en su colegio o instituto, que nadie sea despedido o acosado por su orientación sexual o identidad de género. Que nadie se cuestione ser visible por temor a represalias”.

La batalla contra el VIH

Tras esta victoria, las organizaciones LGTB pueden centrar su lucha en otros aspectos de discriminación sociales e institucionales, en apoyar a otros países a conseguir los derechos que con tanto sacrificio hemos conseguido. Pero sobre todo a nosotros nos queda una gran batalla que ganar, la lucha contra la propagación del VIH en nuestro país y contra las medidas que están fomentando la desatención de los pacientes y la falta de prevención y concienciación en la sociedad.

En la actualidad las políticas para dar respuesta al VIH y sida en España son insuficientes y equivocadas. Muestra de ello es la gestión de la Secretaría del Plan Nacional sobre el Sida, SPNS, que, aunque se mantiene, lo hace con un equipo técnico y un presupuesto muy reducidos con respecto a años anteriores. Otro ejemplo es el proceso de la convocatoria de subvenciones que anualmente se destinan a entidades sin ánimo de lucro para el desarrollo de programas de prevención y control de la infección por VIH, que han tenido que esperar casi un año para conocer la convocatoria y los objetivos y prioridades que recoge.

En estos diez meses perdidos, muchas entidades que dependen fundamentalmente de la subvención se han visto obligadas a tomar medidas como cerrar recursos o programas o realizar reducciones de personal. Ello ha provocado la merma o desaparición de acciones de prevención y asistencia hacia personas afectadas por VIH o sida y hacia la población en general. Así mismo, las ONG han podido comprobar que la partida económica destinada a esta convocatoria ha caído un 75%, concretamente, de los 3.860.000 € del año pasado a un millón de euros para este, en contra de la información que en diferentes ocasiones habían ofrecido responsables del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad refiriéndose a una cantidad de más de tres millones de euros para acciones de prevención del VIH y el sida.

A ello hay que sumar la supresión de las transferencias económicas que la Administración central realizaba de forma específica a las Comunidades Autónomas para programas de intervención sobre VIH y sida. Julio Gómez, de la Federación Trabajando en Positivo, señala que “sólo algunas autonomías han mantenido sus programas, mientras que en otras se ha producido un recorte drástico de las convocatorias de subvenciones que ha llevado al cierre de numerosas organizaciones, servicios y programas dirigidos a la prevención, tratamiento, atención y apoyo con relación al VIH y el sida, especialmente entre los colectivos a los que el sistema público no llega”. Con estas decisiones, se ha roto el acceso igualitario y universal a las coberturas sanitarias básicas. Además, tampoco queda garantizado que el Estado español cumpla con los objetivos y compromisos internacionales que tiene suscritos en la respuesta frente al VIH.

La inseguridad que a finales de 2012 tienen tanto las organizaciones estatales como autonómicas y locales de garantizar su continuidad, está haciendo irreversible la desaparición de muchas de ellas, y en consecuencia haciendo invisible a la población que atienden. La incertidumbre sobre el futuro es aún mayor ya que el presupuesto con el que contaba la Dirección General de Salud Pública para financiar a través de subvenciones estrategias de salud para 2013 según los Presupuestos Generales del Estado es de 2.217.000 € (frente a los 3.717.200 € que se reflejaron en los primeros Presupuestos Generales del Estado para 2012). Esta cifra puede verse reducida en cualquier momento, lo que no permite asegurar para el año 2013 ni siquiera la continuidad de la cuantía de 1.000.000 € para las subvenciones dirigidas a programas de prevención y control de la infección por VIH y el sida.

Esta situación propicia el cierre de las entidades, sobre todo las de base comunitaria, que trabajan cerca del VIH y del sida y que siempre estuvieron coordinadas con las Administraciones públicas. Marisa Fernández, de FAUDAS, destaca que “el secreto de la efectividad de los programas de información y prevención reside precisamente en la cercanía e integración de esas organizaciones con los colectivos más afectados por el VIH y el sida”.

Jancho Barrios, de CESIDA, afirma que “en España se están perdiendo los avances de 30 años en la lucha contra el VIH y el sida también por la restricción en el acceso a la Sanidad Pública a colectivos como el de los inmigrantes en situación irregular, jóvenes parados, personas que ejercen la prostitución, y otros”. Además, la implantación del repago de medicamentos afecta a los sectores económicamente más débiles de la sociedad.

Juanse Hernández, de FEAT, alerta también de que “los recortes en la investigación pública, como los que ha sufrido el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y otros centros españoles de referencia, ponen en peligro el avance en la investigación básica, un pilar fundamental en el desarrollo de nuevos fármacos y terapias innovadoras”.

Todas estas políticas, o la ausencia de ellas, harán aumentar el número de personas portadoras del VIH, y el de enfermas de sida, y la marginalización de muchas de ellas, desmontando las razones “economicistas” que alega el Estado. Santiago Redondo, de FELGTB, remarca que “el sida es una enfermedad fácilmente evitable mediante la información y la prevención de la infección por VIH y que las acciones preventivas son abismalmente más baratas, en dinero y en vidas humanas, que los tratamientos para el sida, aún una enfermedad crónica que exige el uso de caros fármacos de por vida”.

En consecuencia, la Alianza de Plataformas demanda que la política del Gobierno para la respuesta frente al VIH en nuestro país contemple las siguientes medidas:

* La convocatoria inmediata del Comité Asesor y Consultivo (COAC) de ONG de la Comisión nacional de coordinación y seguimiento de programas de prevención del sida.

* La participación de las ONG en la elaboración del nuevo Plan Estratégico 2013-2017 y en la puesta en la puesta en marcha del mismo.

* Que se cuente con la participación de las ONG en el establecimiento de las líneas de acción prioritarias para la SPNS.

* El incremento de las partidas presupuestarias para la respuesta al VIH y al sida, incluidas las destinadas a la convocatoria de subvenciones para entidades sin ánimo de lucro.

* El establecimiento de fondos finalistas para la respuesta al VIH en las transferencias a las Comunidades Autónomas.

* El mantenimiento de la consideración de la excepcionalidad del VIH.

* La inclusión de las personas inmigrantes en situación irregular dentro del sistema sanitario y garantías de acceso a la atención y tratamiento en las mismas condiciones que el resto de la población.

La “Alianza de Plataformas de respuesta al VIH” está formada por 15 entidades estatales y autonómicas que aglutinan a más de 300 ONG que han participado durante los últimos 30 años en la respuesta al VIH y al sida en nuestro país.

(Visited 43 times, 1 visits today)

Deja un comentario en: “Matrimonio igualitario y constitucional en España

  • 21/11/2012 en 17:42
    Permalink

    ¿PUEDE USARSE LA PALABRA MATRIMONIO PARA LAS UNIONES HOMOSEXUALES?
    La unión de dos hombres (con sexos iguales y que no pueden procrear entre si) nunca puede ser matrimonio por rotunda imposibilidad física y biológica, ya que ninguno posee matriz.

    A la unión legal de un hombre con una mujer (sexos diferentes) se le llama Matrimonio. Los contrayentes adquieren la condición de Familia y de esta manera perpetúan la especie humana por medio de la procreación.

    Es pues la Familia, la célula básica y el soporte vital de nuestra sociedad. La palabra Matrimonio viene del Latín Matrimonium, que en su esencia quiere decir o significa : oficio ó condición de la mujer (Madre). Esta claro que el oficio ó condición femenina se fundamenta en la posesión de Matriz. La Matriz ( útero) es un órgano reproductor muy especializado en los mamíferos y con el que la mujer procrea.

    Por lo tanto, la unión de dos hombres (con sexos iguales y que no pueden procrear entre si) nunca puede ser Matrimonio por rotunda imposibilidad física y biológica, ya que ninguno de los dos contrayentes posee matriz.
    La posesión de la matriz, es pues el condicionante fundamental que se da para que pueda constituirse un verdadero Matrimonio, desde el punto de vista Físico, Biológico y Etimológico.

    Es pues necesario inventar una palabra que aclare y
    diferencie esta diversidad , pues actualmente no existe ninguna en el Diccionario. De esta manera se solucionara y resolverá para siempre la actual situación extremadamente conflictiva que estamos viviendo. Se puede llamar “gaymonio” a la unión de personas varones y que naturalmente no poseen matriz.

    “Gaymonio” seria una expresión, para mi muy adecuada, a la nueva situación legal de estas parejas masculinas ( a las que yo por otra parte, respeto absolutamente).En el caso de ser dos mujeres (con matrices, pero que no logran realizar su condición de posibles madres, al no poder fertilizar sus matrices entre si ) se podría llamar “Lesbimonio” (parejas que igualmente gozan de toda mi consideración ).

    Y ya nadie, se vería ofendido por llamar Matrimonio a lo que hablando con propiedad, nunca ha sido, es, ni puede ser.

    El Principio de no contradicción de Aristóteles dice claramente: una cosa no puede ser y no ser al mismo tiempo lo que es. Y el Matrimonio , no puede ser al mismo tiempo clara y rotundamente lo que no es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *