Estados Unidos deniega la residencia a cónyuges de parejas homosexuales que han contraído matrimonio legalmente

Durante las últimas semanas el gobierno de Estados Unidos ha denegado el permiso de residencia a multitud de cónyuges extranjeros casados con personas del mismo sexo.

La Ley de Defensa del Matrimonio (DOMA por sus siglas en inglés), promulgada en el año 1996 por el presidente más homófobo de la historia del país norteamericano (Bill Clinton) impide el reconocimiento de los derechos de las parejas homosexuales casadas legalmente en los estados que reconocen el matrimonio homosexual.

Cinco de estas parejas, entre ellas una formada por la española Maria de Mar Verdugo y su cónyuge norteamericana, denunciaron el pasado mes de abril la Ley de Defensa del Matrimonio, por inconstitucional y se encuentran a la espera de una resolución que les permita residir en el país.

Verdugo contrajo matrimonio hace un año con la ciudadana norteamericana Heather Morgan, quien inició los trámites para lograr su permiso de residencia. Sin embargo, las autoridades de inmigración se lo denegaron escudándose en la ley DOMA.

Una de las consecuencias más graves de esta ley es la denegación de permisos de residencia para los cónyuges de estadounidenses homosexuales, a los cuales no sólo se les deniega su derecho a residir en el país, si no que se les envía una carta de expulsión para que abandonen el mismo.

La Sección 3 de dicha ley prohíbe al gobierno federal norteamericano tratar, por cualquier motivo, a las relaciones de parejas del mismo sexo como si fueran matrimonios heterosexuales. La Oficina del Contralor General de Estados Unidos identificó un total de 1.049 beneficios relativos al matrimonio a escala federal en 1997.

En el caso de las parejas extranjeras de ciudadanos estadounidenses, la Sección 3 de DOMA impide que adquieran las responsabilidades y derechos como lo hacen sus contrapartes heterosexuales a la hora de conseguir una tarjeta verde o la nacionalidad. Después de cierta incertidumbre después de que la Administración de Obama determinara que dicha Sección es inconstitucional, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS por sus siglas en inglés) reafirmó su política de negar dichas solicitudes. Con respecto a la obtención de un visado, las normas de la USCIS clasifican a las parejas casadas del mismo sexo como desconocidas.

(Visited 13 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *