Más recortes en la lucha contra el Sida

A los recortes sanitarios anunciados por el gobierno la semana pasada, se unen ahora los recortes en el sistema de salud pública de Cataluña que recorta un 16,6% las subvenciones a asociaciones de pacientes y a programas de salud pública –entro ellos sida y drogas.

Si unimos los recortes en el sector de la población inmigrante (sin papeles), los recortes nacionales a las ONG que promueven la lucha contra el VIH y los recortes locales que se están produciendo, nos encontramos ante una situación que puede derivar en un incremente de los casos de infección por esta enfermedad.

Las organizaciones de lucha contra el VIH y el sida que ven mermada la aportación pública a sus proyectos, son Sida Studi que pasa de los 63.000 a los 54.000 euros; Stop Sida de los 92.500 a los 78.500, y la Asociación Antisida de Catalunya de 97.700 a 83.000, entre otras.

Los habitantes inmigrantes sin regularizar que tengan que quieran realizarse la prueba del VIH por tener sintomas del sida o por haber sufrido una situación de riesgo tendrán que pagar por estos servicios y sus tratamientos, algo que puede resultar complicado debido a la falta de medios que puede implicar el hecho de no poder optar a un permiso de trabajo.

El gobierno del Partido Popular está haciendo grandes recortes también en el dinero que se destina a las ONG que luchan contra la propagación del VIH y cuyo trabajo se centra principalmente en la prevención y la detección precoz del virus.

Tal y como están las cosas, y siendo España uno de los países con mayor número de diagnósticos por VIH, la situación de la pandemia del Sida puede convertirse en el futuro en un problema de graves consecuencias.

(Visited 24 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *