¿Por qué el TC no ha decidido sobre el matrimonio homosexual?

En septiembre se cumplirán 7 años desde que el Partido Popular presentara un recurso de inconstitucionalidad en contra de la ley que permite los matrimonios homosexuales. Una norma apoyada por mayoría absoluta del pueblo español y que tan sólo amplia derechos a una buena parte de la sociedad tradicionalmente despreciada por la iglesia católica y la derecha española.

El recurso planteado en septiembre de 2005 por el Partido Popular, ahora en el poder, argumenta que la ley “desnaturaliza la institución constitucional del matrimonio” y navega en un mar de lo absurdo argumentando que la denominación de matrimonio a las uniones civiles de homosexuales supone “un fraude de ley” por “cambiar el nombre de las cosas”.

Este recurso absurdo busca acabar con los derechos de las parejas homosexuales y promover la moral y la doctrina católica entre la población española por encima del derecho constitucional a la no discriminación.

Lo que dice la constitución

Es totalmente cierto que el artículo 32 de la Constitución dice textualmente: “El hombre y la mujer tienen derecho a contraer matrimonio con plena igualdad jurídica”. Para el que no cabe otra interpretación que la de que la constitución está otorgando derechos al hombre y a la mujer a contraer matrimonio pero que tampoco niega esta opción a dos hombres o dos mujeres,

Pero lo mejor de nuestra constitución viene después, en el apartado dos del mismo artículo cuando dice que “La Ley regulará las formas de matrimonio, la edad y capacidad para contraerlo, los derechos y deberes de los cónyuges, las causas de separación y disolución y sus efectos.”

En los países donde la aprobación del matrimonio homosexual se ha chocado de frente con la carta maga, ha sido por que en ella se describía al matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer, algo que afortunadamente no ocurre en la nuestra.

¿por qué tiene tantas dudas el Tribunal Constitucional?

Lamentablemente el Tribunal Constitucional es un órgano e instrumento político del gobierno y de los representantes de las diferentes cámaras. Tiene recursos pendientes desde hace 13 años y acumula al menos 450 asuntos que en buena parte son discusiones políticas entre los principales partidos

La Constitución de 1978 se inspira en el principio de la división de poderes, a pesar de que no lo formula expresamente. El texto constitucional garantiza la independencia del Poder Judicial, y crea el Consejo General del Poder Judicial con las funciones de gobierno y administración de la jurisdicción. No obstante, no es el Poder Judicial el que controla la constitucionalidad de las leyes, sino el Tribunal Constitucional, un órgano cuyos miembros son elegidos en su mayoría por el gobierno y los representantes políticos.

De los 12 miembros de los que se compone el Tribunal Constitucional cuatro son elegidos a propuesta del Congreso por mayoría de tres quintos de sus miembros; cuatro a propuesta del Senado, con idéntica mayoría; dos a propuesta del Gobierno y tan sólo dos a propuesta del Consejo General del Poder Judicial.

La separación de poderes incluida de forma descafeinada en la Constitución Española de 1978 es uno de de los pilares fundamentales de una democracia moderna y condición indispensable para obtener el preciado título de democracia a un país.

Lo contrario es la tiranía, la dictadura, la opresión y la sin razón ya que son en última instancia los políticos, esos que hacen las leyes, los encargados de decidir si una norma se atiene a la legalidad vigente o no.

Es la Constitución Española, la que está equivocada, ya que recoge en sus folios la separación de poderes y al mismo tiempo regula contra la misma otorgando la administración del Tribunal Constitucional a Magistrados, Fiscales, Profesores de Universidad, funcionarios públicos y abogados desigandos por la élite política del momento.

(Visited 10 times, 1 visits today)

Alf

Administrador de la página web de noticias LGTB Ensentidocontrario.com

5 thoughts on “¿Por qué el TC no ha decidido sobre el matrimonio homosexual?

  • 09/04/2012 en 09:16
    Permalink

    Sobre la composición del Tribunal Constitucional y la forma de elección, invito a reflexionar cual era la composición del “Poder Judicial” a mediados de los años 70, apenas fallecido Francisco Franco, y cual hubiera sido el sesgo ideológico de cualquier órgano judicial elegido de forma independiente por los que lo ejercían en ese momento. También invitaría a reflexionar sobre si esa peculiaridad que caracteriza a al conjunto de nuestros jueces y magistrados ha cambiado mucho en estos últimos 35 años.

  • 04/04/2012 en 21:27
    Permalink

    De acuerdo contigo en que en general la Constitución Española es en general una buena norma, a pesar de que en varios aspectos no se siguen sus preceptos.

  • 04/04/2012 en 18:17
    Permalink

    Me agrada que mi comentario haya servido para agrandar el tuyo; y en gran parte el tuyo para modificar el mio: por derecha sabemos ya que entiendes un conjunto de ideas, valores,…que hacen necesario añadir al nombramiento de partido popular el resto de partidos que creamos convenientes, dada la inexactitud a la hora de explicar este concepto. Con respecto a lo “descafeinado” de la constitución: me gustaría extender mi opinión sobre el TC a un conjunto de órganos judiciales que también considero que están politizados, reafirmando no obstante el carácter eficaz de la constitución de 1978.

  • 03/04/2012 en 18:21
    Permalink

    Hola Dario, primero que nada me gustaría agradecerte tu opinión ya que siempre es bueno contar con otros puntos de vista para enriquecer el debate. No estoy de acuerdo en algunos aspectos de tu comentario, pero creo que es debido a una mala interpretación del artículo que escribí.

    En ningún lugar del mismo afirmo que la constitución española sea descafeinada, sin embargo si digo lo siguiente “La separación de poderes incluída de forma descafeinada en la Constitución Española de 1978”. Es decir sólo afirmo que la constitución es incompleta en estos términos y creo que no soy el único que lo afirma, si no que han sido varios juristas quienes a lo largo de la historia han criticado este punto.

    En cuanto al término “derecha” sólo aparece en el primer párrafo “Una norma apoyada por mayoría absoluta del pueblo español y que tan sólo amplia derechos a una buena parte de la sociedad tradicionalmente despreciada por la iglesia católica y la derecha española.” refiriéndome al desprecio que en su día hicieron el partido popular (a lo que considero la derecha española) y la iglesia.

    En realidad iría más allá, ya que como tu intuyes en tu comentario considero al Partido Socialista una derecha moderada y considero que el Partido Popular incluye a la derecha y a la ultra derecha española.

    Saludos

    Alvaro

  • 03/04/2012 en 13:06
    Permalink

    Veamos…estoy de acurdo con el análisis que haces sobre el TC, considero que es un Tribunal politizado y por lo tanto inservible. No obstante, no por ello afirmaría que vivimos en un régimen de tiranía, dictatorial, etc…ya que la misma constitución que calificas de descafeinada es la que proclama un conjunto de derechos y principios, y no solo eso, sino que añade y les otorga eficacia(te recuerdo que constituciones hay muchas pero que esa constitución establezca un sistema de derechos solo se conoce en occidente), por lo tanto, de constitución descafeinada, poco, te podrá gustar mas o menos algunas disposiciones pero hay lo que habría que valorar es eso que no te gusta y no menospreciar un texto constitucional enormemente garantista. Que mas…ah si, para que el TC admita según que recursos debe encontrar elementos jurídicos relevantes para aceptarlos y esta en la obligación de ello: por lo tanto, si yo quiero presentar un recurso contra el articulo 14 porque considero que a hombres y mujeres no se nos debe tratar de la misma manera, y quiero que unos y otras vayan a escuelas, universidades, y calles diferenciadas el TC no me admitirá el recurso, por lo tanto, no queriendo decir con ello que falle a favor del recurso, si es cierto que se encuentran elementos jurídicos para, al menos, tomar en consideración el matrimonio homosexual denominándolo como tal. Por ultimo, radicalmente en contra de la relación que haces recurso-ideología conservadora: haces referencia en ocasiones al termino “derecha”, intento deducir con ello ideología conservadora aunque considere que esos términos de derecha, izquierda, centro, arriba y abajo están desfasados y son mas típicos de los siglo XIX y XX, intentare mostrar que tu razonamiento se cae por su propio peso: el partido popular presento un recurso en 2005 sobre el matrimonio homosexual creo recordar, del 2005 al 2011 ha habido ocasión para renovar el TC teniendo mayoría en esa ocasión el partido socialista obrero español, por lo tanto, el no renovar el TC y el no introducir una mayoría de juristas sectarios en pro de este partido es una decisión exclusivamente del partido socialista obrero español, es decir: no hay fallo sobre el matrimonio homosexual porque el partido hasta el año pasado en el gobierno no ha renovado el TC. Teoría la de este articulo carente de base real por tanto, que relaciona no se sabe muy bien que al hacer referencia a “derecha”(a no ser que consideres como “derecha” al partido socialista obrero español: definición curiosa para un partido que ha estado gobernando; en canarias con coalición canaria, en Cataluña con ERC, en el país vasco con el partido popular, en ayuntamientos con izquierda unida, y todo ello sin despeinarse y dejando entrever un vació ideológico importante), la imparcialidad del actual TC(algo en lo que si estamos de acuerdo), el recurso del partido popular y la “descafeinada” Constitución de 1978.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *