El tirano de Bielorrusia: “Mejor ser dictador que gay”

El ultra homófobo presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko que gobierna el país con mano dura desde 1994 y es reconocido como un tirano por los medios de comunicación internacionales aseguró ayer que prefiere ser un dictador que ser gay.

Días antes, Lukashenko fue calificado como “el último dictador de Europa” por el ministro de Exteriores alemán, Guido Westerwelle que es abiertamente homosexual. “Cuando oigo que alguien habla de dictadura, pienso: Es mejor ser un dictador que ser un gay” afirmó el dictador.

Los líderes de la Unión Europea se reafirmaron recientemente en su posición de imponer nuevas sanciones contra el dictador que gobierna con mano dura y reprime los derechos humanos de la población civil de su país, uno de los más pobres de la UE.

Curiosamente, Lukashenko tiene un fetiche sexual con todo lo que rodea a Adolf Hitler (que representa un ídolo para él) además de adoptar una imagen copiada del líder nazi, en varias ocasiones alabó la figura del dictador.

Además de ser homófobo, tirano y depravado sexual, Lukashenko es también un reconocido racista y anti-semita que hace todo tipo de comentarios denigrantes para el género humano.

En 1995 declaró: “La historia de Alemania es una copia de la historia de Bielorrusia. Alemania se levantó de las ruinas, gracias a la autoridad firme. No todo lo relacionado con la conocida figura de Hitler fue malo para Alemania que evolucionó a lo largo de los siglos y alcanzó su punto más alto con Hitler “.

Tampoco es la primera vez que el presidente desprecia al colectivo homosexual en público; hace un año, declaró abiertamente “no me gustan los gays”.

(Visited 14 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *