Policías colombianos discriminan a pareja gay en Santa Marta

La alegría y el carácter especial de los colombianos de la zona caribeña del país de desdibuja cada vez que volvemos a hablar de los derechos de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales en el área.

Los grandes avances conseguidos en materia de derechos humanos y civiles para el colectivo LGTB que incluyen una de las primeras autorizaciones de unión civil con plenos derechos de Latinoamérica y el mundo se desvanecen cuando hablamos de los atropellos que sufre la comunidad gay en la costa caribeña colombiana.

Hace unas semanas les hablábamos a través de nuestro perfil en facebook de un acoso policial que se estaba produciendo sobre los bares de ambiente gay de la ciudad de Barranquilla, cuna de la sinrazón y el odio a los homosexuales en el país colombiano.

Hoy volvemos con otra noticia espeluznante que narra el acoso a una pareja gay formada por un español y un colombiano en las playas de Santa Marta.

El pasado martes, El colombiano Osvaldo Antonio Ruiz Marín y el español José Manuel Gutiérrez Ruiz se encontraban disfrutando de unos días de relax en las playas de Santa Marta, después de haber formalizado su unión civil y haber pasado su luna de miel en Medellín.

Policías colombianos discriminan a pareja gay en Santa Marta

Tres ineptos policías, de estos que tienen que firman con una x por que ni si quiera saben escribir se acercaron a la pareja para invitarles a abandonar el lugar. El problema: Osvaldo lucía un tanga que dejaba ver sus nalgas.

La pareja se resistió en un principio a atacar las órdenes los susodichos alegando que en la misma playa habían mujeres usando tanga y con los pechos al descubierto.

“Ellas sí pueden porque son mujeres” fue la respuesta de uno de los policías, incapaz de sumar cuanto son dos más dos. La salvación vino en forma de uniforme, cuando un oficial de la estación de Policía de Taganga se acercó al lugar y se disculpó ante los agredidos corrigiendo a sus compañeros.

Días después, por la noche, en la glorieta de la primera entrada del balneario, fueron increpados por 6 policías. “Loca, te vamos a partir la cara”, les decían. Además – agrega la pareja – amenazaron con hacer fuerzas para que el español fuese deportado.

(Visited 29 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *