Dos curas encargan su asesinato para ocultar su romance

La sin razón y la homofobia de la iglesia católica se mezclaron en la ciudad de Bogotá en Colombia para dar forma a uno de los dramas homófobos más impactantes de la historia reciente de gays y lesbianas.

Hablamos de Rafael Reátiga y Richard Píffano, dos curas que ejercían sus labores pastorales al sur de la capital colombiana. Ambos aparecieron muertos en el interior de un vehículo en enero de 2009 en lo que se supuso un crimen por robo.

Pero las investigaciones policiales han llevado a esclarecer y profundizar en los hechos de este crimen que fue más bien una forma de suicidio pasional encargado por ambos curas tras conocer que uno de ellos estaba afectado por una grave enfermedad.

Rafael y Richard habían hecho un pacto por el cual encargaron su propio asesinato a unos sicarios que tuvieron que enmascarar la escena del crimen para que pareciera un acto delictivo por robo.

Dos curas encargan su asesinato para ocultar su romance

Días antes del fatal desenlace, ambos sacerdotes planificaron su asesinato, pagaron 7.000 euros a una banda de sicarios y cancelaron todos los compromisos que ambos tenían fijados para el mes de febrero, incluyendo el bautizo de un familiar.

Meses más tarde, la investigación dio con el paradero de los sicarios, que habían mantenido varias conversaciones telefónicas con los curas anteriores al asesinato de los mismos. Los responsables terminaron por confesar los hechos relatando con todo lujo de detalles los planes de los religiosos.

Los investigadores del CTI de la Fiscalía de Bogotá descubrieron además que ambos curas frecuentaban el ambiente gay de Bogotá, siempre vestidos de paisano y teniendo especial cuidado por no ser descubiertos. La hipótesis sobre la que la Fiscalía trabajó era que ambos estaban asustados por que la comunidad se pudiera enterar de su opción sexual y la enfermedad que uno de ellos padecía.

Según culmina la investigación ambos decidieron de mutuo acuerdo terminar con sus vidas de forma que no quedara rastro de aquellas sospechas.

El asesinato de los sacerdotes conmocionó a los miembros de las comunidades del sur de Bogotá, donde ambos impartían misa y realizaban misiones pastorales.

La triste noticia está siendo portada de los principales medios de comunicación en Colombia donde ha causado un gran revuelo y está siendo objeto de comentarios homóbofos y anti discriminatorios en la red.

(Visited 22 times, 1 visits today)

2 thoughts on “Dos curas encargan su asesinato para ocultar su romance

  • 15/02/2012 en 13:25
    Permalink

    Hola Jose, gracias por tu colaboración. El hecho de que fuera portador de VIH es un rumor no confirmado. Quizás tengas razón y deberíamos de haberlo puesto dejando siempre claro que no es cien por cien seguro. Pero si, en caso de ser cierto sería un hecho a destacar, ya que hoy en día no tiene sentido quitarse la vida por ser portador del virus.

  • 15/02/2012 en 08:50
    Permalink

    Si el artículo pretende arrojar claridad sobre este suceso, no entiendo porque no se menciona claramente la grave enfermedad que afectaba a uno de los implicados. Según he podido leer en otros medios, la dicha enfermedad no es más que portador del VIH. Como portador de este virus considero un error el hecho de silenciar este aspecto que ayudaría a normalizar la situación de discriminación que afecta a tantas personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *