Arcópoli insta al Ministro de Educación a rectificar

La asociación de Lesbianas, Gais, Bisexuales,Transexuales, Queer más Heterosexuales de las Universidades Politécnica y Complutense de Madrid, Arcópoli se ha unido a las críticas sobre la actitud homófoba de José Ignacio Wert y ha solicitado al Ministro de Educación que rectifique su posición en torno a la nueva asignatura que sustituirá a “Educación para la Ciudadanía”, “Educación Cívica y Constitucional”.

Desde Arcópoli no consideran aceptable una vuelta atrás de 35 años en el posicionamiento de la Educación en España. Según el ministro, la nueva asignatura abordará la homosexualidad (invisibilizando ya a bisexuales y transexuales) “en la medida en que se expliquen en la parte dogmática de la Constitución”, “lo cuál es volver a meternos en el armario de la represión y la invisibilidad.” Argumentan desde la asociación.

Los activistas LGTBI recuerdan que en la Constitución Española de 1978 no hay ninguna mención a la orientación sexual ni a la identidad de género, sino que debido al entorno de la elaboración de la Constitución, en la que ser homosexual, transexual o bisexual estaba castigado con cárcel por la Ley de Peligrosidad y Rehabilitación Social y por el delito de Escándalo Público, no se nos nombra, sino que se nos agrupa en un cajón de sastre denominado: “cualquier otra circunstancia personal o social”, por el miedo a nombrar el tabú. Y preguntan al ministro si esa es la posición del Gobierno de España con respecto a lesbianas, gais, transexuales y bisexuales.

Exigen al Ministerio de Educación y al Gobierno de España que las y los alumnos españoles han de conocer las diferentes orientaciones sexuales e identidades sexuales y de género. “No nos basta con hablar en abstracto de igualdad y no discriminación. No es suficiente cuando encontramos agresiones homófobas todos los meses en la geografía española, cuando en el último estudio del INJUVE el 77% de los estudiantes españoles habían escuchado insultos homófobos y el 18% presenciado agresiones físicas. Necesitamos una visibilidad imprescindible para una dignificación de “una condición o circunstancia“ tradicionalmente marginada, denostada, humillada e incluso encarcelada.”

Desde Arcópoli tratamos con el alumnado universitario y es impresionante ver el desconocimiento que tienen al llegar a la universidad de las diferentes realidades, y nuestro ministro de Educación, para solucionarlo, propone invisibilizarnos. Le recomendamos todo lo contrario, en la línea de la Carta de Derechos Fundamentales de la UE proclamada en Niza en 2000 (artículo 21), incluida en la fallida Constitución Europea y en el Tratado de Lisboa. La postura adoctrinante de invisibilizarnos no es aceptable.

Desde Arcópoli queremos hacer constar también al Gobierno de España que la homosexualidad, la bisexualidad y la transexualidad no son controversias, sino realidades. Les recordamos que el 71,2% de los jóvenes votantes del partido que les sustenta están a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo, con lo que tal vez ya es hora de que se vayan actualizando y cierren su homofobia, bifobia y transfobia en un armario, centrándose en la lucha contra el acoso escolar por orientación sexual e identidad de género y no en contentar a los sectores más retrógrados de la sociedad española.

Lesbianas, gais, transexuales y bisexuales existimos, y volver a invisibilizarnos en la educación, es el primer paso para seguir ahondando en la discriminación.

(Visited 9 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *