Dos nuevos estados aprueban la unión homosexual en Estados Unidos

Los estados de Hawai y Delaware se unieron el pasado domingo a la lista de territorios que aprueban la unión civil para las parejas homosexuales. Estos son Illinois, Nueva Jersey y Rhode Island además de los dos nuevos que se han apuntado este año.

La noticia ha sentado muy bien a la comunidad LGTB del país que afronta el 2012 como un año en el cual se pueden tumbar barreras como la ley DOMA que invalida los derechos de los matrimonio homosexuales celebrados en los Estados Unidos.

El pasado año la comunidad LGTB del país celebró dos de las victorias más importantes en lo que se refiere al reconocimiento del los derechos de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales. Fue por una parte la derogación de la ley discriminatoria Don’t Ask, Don’t Tell, (no preguntes, no los digas) que impedía a gays y lesbianas servir en el ejército abiertamente.

Por otro lado, también fue una de las mejores noticias en la década que el Estado de Nueva York ( el tercero más poblado del país y centro de la actividad económica) aprobara los matrimonios para las parejas homosexuales.

En Estados Unidos existen cinco estados que han aprobado la unión civil para las parejas homosexuales tal y como les indicamos anteriormente. Además seis estados reconocen también el acceso al matrimonio. Estos son Nueva York, Massachusetts, Connecticut, Iowa, Vermont y New Hampshire además del distrito federal de Washington.

Dos nuevos estados aprueban la unión homosexual en Estados Unidos

Para este año, las miradas de los activistas LGTB se centran sobre todo en la derogación de la ley Defense Of Marriage Act, otra de las abominaciones de país norteamericano que impide que los matrimonios celebrados legalmente en los estados donde este está permitido carezcan de validez legal ante el estado federal.

Esta ley atenta también contra el poder de decisión de los estados norteamericanos y persigue la corrección moral de sus ciudadanos bajo políticas ultra conservadoras de orígenes religiosos que sólo buscan coartar el progreso mental de unos ciudadanos que en su gran mayoría aprueban el matrimonio homosexual.

Por el momento la administración Obama ya se ha mostrado contraria a esta ley discriminatoria, pero apenas ha movido los hilos necesarios para eliminar la misma. Se espera que no se de un paso adelante hasta la celebración de las elecciones presidenciales de este año. Algunos demócratas temen que la derogación de la misma pueda perjudicarles en el hecho de mantener el poder en la Casa Blanca.

(Visited 9 times, 1 visits today)

Alf

Administrador de la página web de noticias LGTB Ensentidocontrario.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *