Derecho a amar y a inmigrar

Si todos los pronósticos se confirman y el Partido Popular gana las elecciones del 20N, miles de matrimonios homosexuales pueden perder sus derechos básicos de protección, como la pensión de viudedad, herencia, atención sanitaria o residencia para el cónyuge extranjero.

De todas estas situaciones posibles nos llama la atención la pérdida del derecho a residencia tras haber contraído matrimonio con una ciudadano español o residente. Algo que actualmente esta pasando en Estados Unidos incluso a los matrimonios homosexuales legalizados, debido a que el estado federal no reconoce a los mismos.

La pesadilla de las pesadillas es sin duda enamorarte de una persona y que el Estado deporte a esta por no reconocer vuestra forma de amor, por el simple hecho de tratarse de una pareja formada por dos personas del mismo sexo.

Es ahí donde el Estado, bajo las creencias religiosas y morales de los legisladores de turno impone no sólo los derechos de los que puedes disfrutar como ciudadano, si no de quien te puedes enamorar.

Bajo la ley DOMA (defense of the marriage act, defensa del hecho de matrimonio en español) Estados Unidos invalida cualquier derecho federal del que pudiera disfrutar un matrimonio homosexual legalmente reconocido en un estado. DOMA deniega explícitamente los derechos a las parejas homosexuales como pensión de viudedad, derechos sanitarios de pareja o el derecho del cónyuge extranjero a adquirir la ciudadanía norteamericana.

El señor Mariano Rajoy, líder del PP y posiblemente próximo presidente del gobierno, ha demostrado en numerosas ocasiones su disconformidad a que las parejas formadas por personas del mismo sexo puedan contraer matrimonio y se ha negado a aclarar que hará con esta ley cuando tome las riendas del Estado.

Muy probablemente, Rajoy, conseguirá además la mayoría absoluta que le permitiría tumbar de un plumazo todo el esfuerzo y los años de duro trabajo que miles de gays y lesbianas hemos hecho por conseguir nuestros derechos.

Los matrimonios homosexuales podríamos quedar en un limbo legal en base a nueva modificación de la ley, perdiendo nuestros derechos tan básicos como el de poder elegir a la persona con la que queremos convivir.

En España existen 23.000 matrimonios homosexuales, y si hacemos caso de las estadísticas que demuestran que más de un 10 por cien de la población de nuestro país es extranjera, miles de estas parejas pueden estar formadas por personas que han adquirido la residencia a través del matrimonio.

¿Qué pasaría si el señor Rajoy y su partido deciden quitarnos este derecho?

 

Derecho a amar y a inmigrar

 

Los viudos y viudas podrían perder el derecho a la pensión de viudedad, los hijos de estos matrimonios se quedarían en una situación de desamparo legal, los cónyuges extranjeros, no comunitarios podrían perder el derecho a residencia, se perderían también los derechos de herencia, los subsidios de desempleo de las familias LGTB y cualquier otro derecho básico que venga regulado a través del matrimonio.

(Visited 12 times, 1 visits today)

Alf

Administrador de la página web de noticias LGTB Ensentidocontrario.com

Deja un comentario en: “Derecho a amar y a inmigrar

  • Pingback: Residencia Extranjeros | Residencia Extranjeros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *